viernes, 23 de diciembre de 2016

Bocadillo Farré de l’Aigua

Cuando preparo un bocadillo procuro surtirme de pan de mis amigos y de conocidos, también sabéis los que me conocéis que cuando viajo una de mis aficiones es entrar a curiosear y cargar pan en los hornos que encuentro. Aunque esta vez no lo he comprado yo, tenía ganas de probar un pan que hacen en los Pirineos y he contado con ayuda ya que este horno me pilla un poquito lejos para acercarme. 
¿Os acordáis del pan de “antes”?, no del que hacían nuestros padres en nuestros hornos si no del que hacían en el pueblo, en cada casa llevándolo luego a cocer o en la misma panadería,  ese pan que en casa  mi abuela guardaba en un saco de tela en la alacena, junto a las orzas de embutido, el aceite y que duraba y duraba…… hasta que se acababa, con  su corteza gorda y seca que protegía una miga que no se deshacía al cortarlo y que aguantaba tan bien la onza de chocolate mientras jugábamos, o la manteca o un buen chorro de aceite con sal e incluso el vino con azúcar todo ello sin romperse ni mancharnos los dedos, pues sabed que lo he encontrado!!
Panadería Farré de l’Aigua. Noales
Camino de Viella y al poco de pasar Pont de Suert encontraremos a la izquierda la  N-260 que une PortBou y Jaca,  a escasos cinco kilómetros de este cruce  llegaremos a Noales  pequeña población de no mas de 50 habitantes que esconde varios tesoros eclesiásticos y uno gastronómico. Este tesoro no es un bar escondido ni ningún restaurante de cocina casera si no un horno tradicional donde Asunción Coyo amasa cada  madrugada el elemento principal de cualquier bocadillo que se precie. El Pan.

Este verano cuando mi amigo Vicente Tortosa regresaba de Viella tuvo a bien desviarse hasta Noales para cumplir con un encargo que le hice: traerme un pan de Farré de l` Aigua y como no sabía cual coger fue la panadera quien le recomendó este bollo de cerca de un kilo conocido como “tiñol”   




 El pan llegó, como veréis, con un atractivo envoltorio que anunciaba su contenido y su origen. Cuando llegué a casa no sabia por donde empezarlo, así es que mire en la nevera y prepare varios fiambres para cenar, y empecé con la primera cortada de pan, la mire, la olí y la comí y ya no quedo mas que acompañar este pan con lo que había preparado, estaba igual de bueno con sobrasada, jamón, longaniza de Vic o un buen manchego, buen vino y excelente compañía. El buen pan y el buen vino es para compartir.



Al día siguiente para desayunar lo preparé con aceite, mermeladas variadas, mantequilla y azúcar, chocolate en polvo, vamos, de todo lo que tenía. 


 Casi llevaba un tercio de pan y no quería que se acabase pero no podía pasar sin hacer un bocadillo y como tenía sobrasada de Menorca recordé un bocadillo que en su día hice y no publique al perder la documentación gráfica así que me puse manos a la obra y aquí tenéis el resultado.



Pero antes de que se os haga la boca agua con  este bocadillo quiero agradecer a Asunción la atención que tuvo con Vicente que también se llevó pan y según me contó aun le duro menos que a mi, de hecho me asegura que cada vez que se acerque al Valle de Arán, desviarse a Noales será paso obligado. Por cierto acabo de ver que el pan de Farré de l’Aigua ya se envía a domicilio a cualquier rincón de España, yo lo descubrí en instragram en la cuenta  @mollesdefarredelaigua  y lo localizáis en mas redes con cualquier buscador. Y gracias Vicente por tu aportación para este bocadillo.



Ingredientes

Pan de Tiñol, o pan de bollo
Sobrasada
Huevo
Patatas



Preparación

En primer lugar prepararemos las patatas, las cortaremos alargadas y de un grosor intermedio entre patatas paja y patas largas de guarnición. Cortad un par de rebanadas del bollo y extender la sobrasada que habremos dejado a temperatura ambiente para facilitar su extendido. A mi personalmente me gusta quemar ligeramente la sobrasada a fuego vivo o con un soplete de cocina, si no queréis no es necesario. Cuando estén las patatas bien doradas ponedlas sobre la sobrasada y a continuación freíd el huevo con su puntilla dejando la yema liquida, que empape cuando la mordamos. Para acompañar este bocadillo un tinto crianza de Enate D.O. Somontano. Que aproveche





 Enate D.O. Somontano




1 comentario:

  1. Mira que me alegro de ver por fin el pan y por supuesto, el bocadillo. Ahora me puedo hacer un idea de lo ricos que estaban ambos. Con sobrasada de Menorca ya me has hecho activar las papilas y mis recuerdos.
    Hay que apuntarse a ese horno de vez en cuando, porque vale la pena. Besos

    ResponderEliminar

Bienvenidos a "Los bocadillos de Fernando y algo más". Me inicio en este mundo de los blogs y espero poco a poco ir aprendiendo.
Agradezco vuestras visitas y comentarios. Un saludo. Fernando.